La gastronomía mexicana Sabores Para experimentar

Comer en México garantiza una amplia experiencia al paladar, en la que se descubren sabores deliciosos.

En cada ciudad del mundo hay un restaurante mexicano. En cada una de nuestras familias, hay alguien especializado en cocinar burritos, nachos o tacos. Si partimos de esta idea, podríamos suponer que un viaje a México no nos sorprendería a nivel gastronómico, pues la mayoría de sus platillos ya han pasado por nuestros hambrientos estómagos. Pero yo puedo asegurarles que una travesía mexicana los sorprenderá gratamente, desde sus curiosos ingredientes, hasta sus imponentes bebidas.

Mi primera noche en México tuvo el mejor de los recibimientos. Después de conocer a Flor, una encantadora mujer que sería mi anfitriona durante el viaje, fuimos directo a probar los que, para ella, son los mejores tacos de la ciudad. ¡Y sí que tenía razón! Los Dorados de Durango es el nombre de un establecimiento que ofrece exquisitos tacos a muy buen precio. Además, la atención es increíblemente buena y una de sus garantías es “si no le gusta, no lo pague” (no creo que nadie, jamás, se haya negado a pagar).

Terminada esa noche, pensé “sí, definitivamente, México es tacos”, pero los días siguientes habrían de cambiar esa idea. Debo admitir que no soy muy buena recordando fechas y lugares, pero haré mi mejor intento para enumerar aquí los mejores platos que probé durante mi visita a este país. ¡Empezamos!

Pollo con mole poblano: ¡Fue el plato más picante que probé durante todo el viaje! El mole poblano es una salsa oscura, espesa y muy, muy brava. Está hecha a base de chocolate, caldo de pollo y chile, una mezcla que le da un sabor increíble.

Aunque el nivel de picante de este plato es altísimo, considero que todo visitante al Distrito Federal debería probarlo al menos una vez durante su viaje. Mis principales recomendaciones son: compartirlo con alguien más, pedir una canasta de pan y tomar mucha agua. Si quienes no están acostumbrados a tanto chile siguen estos pequeños consejos, tal vez consigan comerse completo el plato. ¡Yo lo logré!

Chapulines con guacamole: Aunque no hago parte de esas personas que gustan de probar platos extraños, en México me animé a probar los típicos chapulines, unos pequeños insectos más mexicanos que el propio Chapulín Colorado. Por el bien de ustedes, lectores, voy a optar por no describir a estos insectos, cuya apariencia podría espantar a cualquier comensal.

Debo confesar que para mí fue todo un reto comerme a estos animalitos (más si se tiene en cuenta mi pasado vegetariano), pero su sabor ácido me encantó y, finalmente, decidí comprar algunos para traer a Colombia. Desde entonces, no dudo en recomendar un buen plato de chapulines con guacamole a todos aquellos que se encuentren planeando un viaje a México.

Desayuno en el Café de Tacuba: Quienes vayan al DF deben visitar el Café de Tacuba, tradicional establecimiento fundado en 1912 y que diariamente recibe cientos de comensales ávidos por su comida. 

El sabor de los platos de este restaurante es invaluable. Un ejemplo de ello se dio en 1999, cuando su salón principal fue afectado por un incendio y los bomberos fueron recompensados por su ardua labor con un desayuno típico del lugar. ¡Digna recompensa!

Además de esta historia, el Café de Tacuba fue el lugar de recepción del primer matrimonio de Diego Rivera, el restaurante predilecto del músico Agustín Lara y un sitio frecuentado por la mayoría de presidentes Mexicanos. Definitivamente, todos debemos ir para sentirnos como huéspedes ilustres del DF.

Cerveza michelada con clamato: Por último, ningún viaje está completo sin la compañía de una buena cerveza. Es por eso que quiero recomendar disfrutar de una exquisita cerveza michelada con clamato, es decir, a base de chile, limón y jugo de tomate con almejas.

Los que no son amigos de la comida de mar, pueden optar por suprimir el clamato y disfrutar de una michelada de limón, sal y tabasco. Esta bebida no sólo es la compañía perfecta para un buen plato, sino que también es la mejor forma de refrescarse en una tarde calurosa y, sobre todo, el remedio ideal para una resaca. ¡Aunque no lo digo por experiencia!

En conclusión, un viaje a México es una travesía gastronómica inolvidable. Aunque la riqueza culinaria de este país es imposible de recorrer completa en un solo viaje, estoy convencida de que todos deberíamos visitar tierras mexicanas, al menos, una vez en la vida. Y si alguno de ustedes irá allí próximamente: ¡Favor traerme unos buenos chapulines!

Visitas: 237

Cocina un comentario

¡Necesitas ser un miembro de ▷Descubre TvCocina!🦀🥩Las Mejores Recetas y Vídeos de Cocina!🥗 para añadir comentarios!

Únete ▷Descubre TvCocina!🦀🥩Las Mejores Recetas y Vídeos de Cocina!🥗

Comentado por Recetas de Cocina el Septiembre 28, 2015 a las 6:50pm

Un buen repaso a todas estas delicias de la gastronomía mexicana.

Busca VídeoRecetas

FacebookTwitterYoutube

© 2019   Creado por Tvcocina.   Tecnología de

Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio